Cuando los días se hacen más largos y cálidos nuestras monturas están nerviosas en el garaje, sobretodo esas que se han pasado todo el invierno paradas, tapadas con una funda o semi hibernando en ese rinconcito.
¡Ha llegado la hora de preparar nuestra moto para el verano!
Y para que cada vez que rodemos con ella lo hagamos con seguridad, tan solo tenemos que revisar ciertos puntos que te explico a continuación. No te asustes, esto lo puede hacer cualquiera, aunque no tengas in idea de mecánica.

Alicia Sornosa spity valley

Cómo preparar nuestra moto para el verano: Gasolina y Batería

Gasolina: Primero debemos comprobar la batería, como supongo que no tienes un tensiómetro, intentaremos arrancar. Para eso, debemos comprobar que el depósito tenga gasolina. Ojo, si tu moto lleva años parada igual este combustible se ha estropeado, compruébalo. Echamos al menos 3 litros en el depósito y damos al contacto. Si además, aprietas el embrague a la vez, evitarás que el motor arrastre más «pedo» y la mecánica sufra menos.

Batería: Lo mejor que puedes hacer antes de la hibernación, si no la vas a usar tu moto durante el frío, es aflojar uno de los bornes para que no se gaste, aunque el mejor de los casos es quitarla del todo. Si no hace ningún ruido el contacto, deberás cambiarla o recargarla. Usa siempre baterías como las que recomienda el fabricante.
Si tu moto arranca, ¡estás de enhorabuena! vamos a seguir preparando nuestra moto para el verano.

Cómo preparar nuestra moto para el verano: Neumáticos y frenos

Neumáticos: son la parte más importante de la moto, nos mantienen en contacto con el suelo y nos trasmiten hasta el manillar las sensaciones (rugosidad, agarre..) del firme a nuestras manos. Lo primero es observar que el dibujo no esté desgastado. Puedes hacerlo fijándote en los avisadores que tiene, si están los tacos gastados irregularmente, deberás revisar la presión de aire y corregir si esnecasario y cambiar neumáticos si estos están secos por llevar mucho tiempo puestos sin usar. Recuerda: es lo más importante de la moto. El neumático hace que la moto agarre y no patine en una frenada o una fuerte aceleración.

Llantas: Si tu moto utiliza llantas de radios, revisa que no están dobladas o flojas ni en exceso oxidadas. Para dejarlas correctamente deberás acudir a un taller…o ser un manitas.

Frenos: las pastillas de freno siempre hay que revisarlas, un desgaste irregular puede ser fatídico para nosotros y la frenada, pudiendo dañar hasta los discos. Fíjate que las pastillas no estén pegadas y que aún tengan esas marcas que indican su uso en condiciones.

Cómo preparar nuestra moto para el verano: Cadena, cardán, correa dentada

Cadena: deberás revisar que no esté sucia y engrasarla, si los ellavones se quedan (en parado) escalonados y no fluyen suavemente, tu cadena se está gastando. revisa La Corona, si sus dientes tienen forma de colas de mar, deberás cambiarlo, es un signo del desgaste.

Cardán: requiere menos mantenimiento, pero necesita un aceite especial, revisa que no haya haya ningún líquido chorreando, en caso de necesidad, deberás llevarlo a un taller.

Correa dentada: la suelen usar las Harley, requiere muy poco mantenimiento. revisa que visualmente esté tensa y en su sitio.

Kenia

Cómo preparar nuestra moto para el verano: Niveles de líquidos

Aceite del motor: cada moto tiene un ojo de buay para poder ver este nivel y su color. La moto deberá estar sobre el caballete o bien derecha en un suelo no inclinado. Preferiblemente sin haber estado en marcha al menos 15 minutos antes de comprobar. Algunas más modernas, te avisan de manera electrónica de este nivel. El cambio de aceite (si vas a poner nuevo, quita antes el poco que pueda quedar) lo puedes hacer tu mismo, todas disponen de un tapón en la parte más baja para su vaciado. El aceite que sale de la moto, deberá ser recogido en un recipiente y llevado a reciclar. ¡¡no lo tienes en la calle o en el campo, tampoco por un desagüe normal, contamina mucho!

Liquido de frenos: revisa el nivel y de ser necesario lleva la moto a tu taller

Líquido refrigerante: algunas motos se refrigeran por aire y no lo llevan, las que disponen de líquido habrá que revisar el nivel y rellenar (es sencillo) siguiendo las instrucciones de tu manual.

Cómo preparar nuestra moto para el verano: Manetas y palancas

Manetas: Súbete sobre el asiento, arranca otra vez y aprieta ambas manetas. Tienes que notar el tacto suave, sin tirones ni duro en exceso.

Palancas: Pisa el freno, mete primera y date una vuelta, si todo funciona suavemente, esta parte está a punto, aunque aún queda algo más por revisar.

Cómo preparar nuestra moto para el verano: Iluminación y señalización

Una vez en marcha, deberemos comprobar los intermitentes, luces de freno, de carretera y cruce.

Ya no es obligatorio llevar faros de repuesto. Ver y ser vistos es una medida de seguridad muy importante.

Cómo preparar nuestra moto para el verano: Seguro, ITV e impuesto de matriculación.

Todos estos papeles tiene que estar al día cuando vayas a rodar, sin el pago o aprobación de cualquiera de ellos, te pueden multar e incluso inmovilizar la moto. Revisa que esté todo a la orden del día…¡¡Y disfruta de tu moto!!

Puedes saber mucho más de esto y otras cosas, escuchando el podcast que presento «De 100 a 0» desde aquí, puedes escucharlo en cualquier plataforma. Y si te suscribes, cada lunes, un nuevo capítulo.

Si quieres saber más sobre seguridad, puedes visitar este post que habla de los AIRBAG para Motoristas.

¿Se te ocurre algo más? no te cortes, comenta, los blog se nutren de ello. GRACIAS.

Alicia Sornosa

Subscribete a mi Newsletter

Únete a mi lista de correo para recibir las últimas noticias.

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This